lunes, 11 de enero de 2010

la alianza secreta entre nacionalsocialistas alemanes y musulmanes palestinos en el odio contra los judios

Nazis y Musulmanes.
Escrito por admin en la categoría Artículos Destacados, Colaboraciones, Hasbará el Enero 1, 2010 | no responses


En 1941, Haj Amín al-Husseini voló a Alemania y se reunió con Adolf Hitler,

Heinrich Himmler, Joachim Von Ribbentrop y otros líderes nazis, a quienes quería

persuadir de que extendieran el programa antijudío de los nazis al mundo árabe.

El muftí le envió a Hitler 15 versiones de las declaraciones que él quería

que Alemania e Italia hicieran tocante al Oriente Medio. Una de ellas pedía

que ambos países declararan la ilegalidad del hogar judío en Palestina.

Además, «acuerden para Palestina y los otros países árabes, el derecho a

resolver el problema de los elementos judíos en Palestina y otros países

árabes, conforme a los intereses de los árabes y, por el mismo método que

ahora se está resolviendo el problema en los países del Eje».40

En noviembre de 1941, el muftí se reunió con Hitler, quien le dijo que los judíos

eran sus peores enemigos. El dictador nazi rechazó las peticiones del muftí por

una declaración en apoyo a los árabes; diciéndole, sin embargo, que el momento

no era propicio. El muftí le ofreció a Hitler su «agradecimiento por la simpatía

que siempre había mostrado por los árabes y especialmente por la causa palestina,

y a la cual él siempre le había dado clara expresión en sus discursos públicos…

Los árabes eran amigos naturales de Alemania porque tenían los mismos

enemigos que tenía Alemania, es decir… los judíos…» Hitler respondió:

Alemania estaba en pro de una guerra irreconciliable contra los judíos.

Eso naturalmente incluía una activa oposición al hogar nacional judío en

Palestina…Alemania suministraría ayuda positiva y práctica a los árabes

comprometidos en la misma lucha…el objetivo de Alemania [es]…solamente

la destrucción del elemento judío que reside en la esfera árabe…

En esa hora el muftí sería el portavoz más autorizado del mundo árabe.

El muftí le dio a Hitler abundantes muestras de gratitud.41

En 1945, Yugoslavia procuró enjuiciar al muftí como criminal de guerra por

su papel en reclutar 20.000 voluntarios musulmanes para las SS, que participaron

en las matanzas de judíos en Croacia y Hungría. Sin embargo, él

escapó de la detención francesa en 1946 y prosiguió su lucha contra los

judíos desde el Cairo y más tarde desde Beirut.

1 comentario:

Bryan dijo...

pronto su gran mentira caerá solo es cosa de tiempo....