lunes, 1 de diciembre de 2008

ENCUENTRAN SIETE MUERTOS EN UN CENTRO JUDIO LA INDIA

Comandos indios irrumpieron ayer disparando granadas y fusiles en un hotel y un centro judío de Bombay, donde encontraron los cadáveres de cinco rehenes, entre ellos los de un rabino de Nueva York y su esposa, dijeron las autoridades, mientras continuaba la batalla en el hotel Taj Mahal y otras fuerzas indias concluyeron el asedio de otro establecimiento hotelero de cinco estrellas.

Más de 150 personas murieron cuando asaltantes islamistas atacaron 10 lugares de la capital financiera de la India a partir del miércoles por la noche, entre ellas por lo menos 14 extranjeros.

Comandos trataron de recuperar el lujoso hotel Taj Mahal mientras otras fuerzas especiales concluyeron el cerco del Oberoi, otro establecimiento hotelero de cinco estrellas, y el centro del grupo judío ortodoxo Jabad Lubavitch.

Los comandos salieron del centro judío con sus fusiles automáticos alzados en señal de victoria y la policía dijo que el asedio había terminado. La prensa india informó que cinco rehenes murieron.

Los agentes descendieron por cuerdas desde varios helicópteros para tomar el centro judío antes de que una potentísima explosión sacudiera el edificio y causara un enorme boquete en un muro. En Jerusalén, el servicio de emergencias israelí dijo que cinco rehenes y dos asaltantes murieron en la instalación.

Una unidad israelí de los servicios médicos de emergencia ZAKA entró en el edificio tras el allanamiento e informó por medio de un ayudante indio que murieron cinco rehenes y dos atacantes, indicó en Israel un vocero de ZAKA. El vocero carecía de información sobre la identidad de los rehenes o si fueron heridos centro del edificio.

Numerosas informaciones de prensa, basadas en declaraciones de los mandos militares, dijeron que cinco rehenes murieron y que dos de los atacantes fueron abatidos en el centro judío.

Tras horas de disparos intermitentes y explosiones en el lujoso hotel Taj Mahal, la lucha se recrudeció al anochecer cuando las fuerzas indias comenzaron a lanzar granadas contra el establecimiento, donde por lo menos un islamista se encuentra parapetado en uno de los salones de baile, dijeron las autoridades.

Horas antes, los comandos mataron a los dos últimos atacantes que permanecían en el cercano hotel Oberoi.

"El hotel está controlado", comentó a los periodistas J.K. Dutt, director general de los comandos de la Guardia Nacional de Seguridad de la India, y agregó que fueron encontrados 24 cadáveres. Decenas de personas entre ellas un hombre que abrazaba un bebé fueron evacuadas horas antes del Oberoi.

En el centro del Jabad Lubavitch, casi 12 horas después de comenzar la batalla, las fuerzas indias abandonaron el edificio entre los vítores de la multitud. La prensa india informó luego que cinco de los rehenes habían muerto.

El jefe de la policía de Bombay, Hassan Ghaffoor, declaró que "la operación sigue abierta" aunque "se encuentra en su fase final".

Murieron 22 extranjeros

Para el viernes por la noche, por lo menos nueve atacantes fueron muertos y uno detenido, dijo R. Patil, jefe policial del estado de Maharashtra, cuya capital es Bombay. Informaciones de prensa indicaron que por lo menos uno o dos más se encuentran parapetados en el Taj Mahal.

Patil dijo que en total más de 150 personas murieron y 370 resultaron heridas. Las autoridades locales indicaron que 22 extranjeros fueron abatidos, aunque la cifra no pudo ser confirmada.

La cadena de televisión por cable CNN dijo que el gobierno interrumpió sus transmisiones en directo desde el lugar de los hechos en Bombay.

El funcionario de seguridad M.L. Kumawat dijo que entre los muertos figuran tres alemanes, un japonés, un canadiense, un británico y un australiano. La nacionalidad del resto no es conocida.

Luego se confirmó que además dos estadounidenses murieron: una vocera de la Synchronicity Foundation en Virginia dijo el viernes que Alan Scherr y su hija de 13 años fallecieron cuando estaban en un café en Bombay.

Entre los heridos figuran cinco británicos, tres alemanes, dos estadounidenses, dos de Omán, un húngaro, un español, un canadiense, un finés, un filipino, un australiano, un italiano y un chino. De otros dos no es conocida la nacionalidad.

EEUU contra el terrorismo

El presidente electo de EEUU, Barack Obama, envió ayer sus condolencias por las víctimas en los atentados de Bombay y aseguró que Estados Unidos "debe permanecer con la India" y con los países comprometidos en la lucha contra el terrorismo.

En un comunicado, Obama y su esposa Michelle enviaron su "más sentido pésame" a las familias de los cientos de fallecidos en los ataques perpetrados contra varios sitios públicos en la ciudad india de Bombay.

"Nuestros pensamientos y oraciones están con ellos, y con todos los que han sido afectados por esta terrible tragedia".

El presidente electo aseguró que los terroristas que han cometido el ataque "no derrotarán la gran democracia india, ni conseguirán acabar con el deseo global de derrotarlos".







http://www.lostiempos.com/noticias/29-11-08/29_11_08_inter11.php

1 comentario:

Yohanan dijo...

Shalo Yohann: este es otra tipica muestra del amor del islam al mundo que no piensa como el.